Verano es…

Imagen

El primer día de frío. Da gusto atravesar los pinares el primer día de frío. Sólo se escucha el rugido de la ciudad retumbar de fondo. Recuerdo el verano. Verano es coger el coche y hacerte unos cuantos miles de kilómetros, y pasártelos hablando sobre toda esa gente que está ahí pero que se va marchando por el túnel, todos esos a los que no aguantas y todos aquellos a los que no se sabe por qué admiras. Pobres de nosotros, pobres de todos ellos, es cierto que todavía siento algo de empatía. “Empatía”, qué invento de palabra.

Siempre echamos una lagrimita al atravesar la frontera, porque nunca tenemos ninguna gana de volver. Entonces pasamos por la puerta trasera de tu casa y le conté a mi otra mitad que no sé por qué tú eres diferente, por qué esa conexión, le conté cosas sobre esos pocos retales de tu vida que sé, sobre los huevos que tienes y por qué al caminar a tu lado parece que no estás del todo sólo. En fin, la vida es así. También odio las frases hechas, pero no hay mejor andamio para hablar que las putas frases hechas. Life´s a bitch, life´s a bitch…

Cuando entré al entierro de mi padre, o a la cremación, me senté en las últimas filas. Intenté guardar la compostura, porque digan lo que digan los hombres no lloran, cuando lo hacen parecen lo más ridículo del mundo. En los eventos sociales soy un eterno aficionado a la fila de los mancos. Allí me encontré a su amigo. Me contó que a ellos siempre les gustaba ir a lugares solitarios. Iban a pescar o a cazar  y se daban grandes caminatas para llegar a lugares donde no hubiese nadie, donde no se escuchase su teatro ni de lejos. Nunca nos ha gustado el teatro, si acaso el cine. Recordé toda aquella escena el otro día, cuando fuimos a la inauguración de la exposición de Gogan. “Se dice Gauguin, no gogan, tampoco goguen”, te dije. Estaban allí todos. Me sonaban muchas de sus caras y de algunos hasta conocía su nombre. Gracias a Dios no me reconocen ni los que me reconocían. Pobre Gauguin. Nos comimos unos trozos de queso y nos bebimos unas cervezas gratis viendo a todas aquellas aprendices de Leonor Watling encantadas de conocerse escenificar lo mucho que les gustaban las composiciones llenas de tahitianas en pelotas. Siempre soñamos ser los Dylan Klebold y Eric Harris que jugaran al tiro al blanco con toda esa gente de la Facultad. Habría que apartar todos estos árboles enormes a golpes de hacha, y a sus Iphones, y a sus Ipads, para poder ver el bosque. Life´s a bitch, live´s a bitch then you die… 

Nos bañamos en las sucias aguas del Mediterraneo. Hablamos sobre por qué el Manzanares no es ni un aprediz de río, si acaso un aprendiz de un aprendiz de arroyo, de que no llevaría nada de flatulenta agua si no estuviese convenientemente represado, de por qué dicen que metidos en batalla una inglesa vale por dos franceses. También charlamos sobre la diferencia entre dejarse llevar por el viento y ser un puto veleta. Conocemos a algunos cientos de veletas que gritan que el viento les lleva. Y discutimos por qué las tetas son un imán para las manos, y sobre la definición de las amistades prepago y las todo a cien. Intentamos hallar la respuesta de por qué me gusta el aliento a Roquefort y no a dentífrico o a elixir bucodental. De por qué echa ambientador al salir de cagar, y de por qué van a publicar su tesis en Barco de Vapor. De por qué somos metálicos oxidados entre todo este melifluo jardín botánico. Vamos a intentar contaminar todo lo que podamos para no dejar nada sano a vuestros hijos. Life’s a bitch and then you die; that’s why we get high Cause you never know when you’re gonna go… 

El primer día de frío. Tomo una tacita de café natural, dicen que al torrefacto le echan muchas mierdas para que coja color. La cafeína viene bien para pedalear. Calcetines térmicos y chaqueta armadura Windstopper. Bombas en los Starbucks con toda la clientela dentro. Hacen la revolución a través del Washap, menuda guasa de revolución. Estoy en una nueva fase de odiar a los policías y de odiar a los manifestantes. No creo que el mundo se acabe, y si se acaba que les den por culo. Meo en el fondo del pinar, siempre bajo el mismo árbol.  Si lo necesitas guardaré tu espalda, o me dejaré pegar un tiro por ti. Me voy a dar un paseo largo, largo, con Hal Incandenza, no me esperéis despiertos. Life´s a bitch. 

Anuncios

~ por Joputa en octubre 30, 2012.

Una respuesta to “Verano es…”

  1. A mi no pone gogan pero tu verborrea es mi elixir bucodental……. Cómo te haces desear, ha sido una larga eternidad la espera….. Usas whatsapp caga tió, al pájaro no le engañas tu te pones corbata negra drexler y vas aireando tu elixir a las iPad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s