Real Grund

Madrid ha acabado por volverme alérgico, ya no sólo a los humanos, también a algún tipo de polen o polvo; en realidad no sé a qué. Sólo sé que por las mañanas me levanto moqueando, acordándome de la progenitora del ozono troposférico y todas esas gaitas. Pero la urticaria que me producen los habitantes de esta ciudad me irrita mucho más que tener las mucosas a flor de piel por culpa del polvillo. Me sacan de mis casillas las exaltaciones celebrando el patriótico 2 de mayo, fecha reivindicativa de los proborbonicos y antiafrancesados, de los catetos que adoran a los que despreciaban la ilustración y aplaudían a la inquisición. Hace falta ser bastante bobo para preferir a Fernando VII en detrimento de Pepe Botella, que hasta en el apodo fue un ser agraciado. Sois unos memos, que lo sepáis. Vivan los mamelucos y viva Murat.

Decía don Manolo Kant que la existencia necesitaba un real grund, que el logisher grund no era más que un camelo. Desde el siglo XVIII la prominencia de esta afirmación en favor de la realidad hace que vivamos en un sin vivir mirándonos en ese maldito espejo que destierra las ideas y la lógica en favor de los exabruptos de la masa boba. El filósofillo alemán fue en realidad el auténtico causante del frikismo recalcitrante actual, de que se nos caiga la baba admirando a chavalas chorra como las de Supermodelo 2008 importándonos un huevo que detrás de sus maravillosas domingas y traseros no haya más que estúpida ambición (yo me incluyo, no vayan a pensar mal). Leía este pasado lunes en el periódico que los osos pardos del norte de Spain se están acostumbrando al hombre; hacen cada vez más incursiones en zonas pobladas para ver qué se cuece entre los homo sapiens sapiens y de paso para llenarse el buche con sus sabrosos alimentos basura. Incluso un plantígrado robó un saco de pan en un garaje en el pueblo de Proaza, como si fuera el Dioni. Sin duda la estupidez produce un inevitable influjo, atrae más que un gigantesco imán planetario, y los osos acabarán discutiendo en sus oseras sobre la teoría de la relatividad, sobre lo que han disfrutado viendo al Barcelona perder contra el Manchester United y sobre los apetecibles culos de sus hembras.

Llevo ya muchos meses diciendo en este blog que los signos del fin de los días se están precipitando. Ya no es sólo la evidente decadencia que nos rodea, sino también el advenimiento del papa negro, de Obama, de Barack, ese hombre con cara de Enjuto Mojamuto al que le quedan tan mal los trajes de Armani. Además, el arroz pronto será tan caro como el petróleo, e incluso, como aberración máxima apocalíptica, se estrenará un remake para el cine de “El coche fantástico”. Los muy cabrones de los productores hollywodienses han rodado la película sin el mítico David Hasselhof, y sólo porque el hombre parece que le da con algo de exceso al frasco.

El alter ego de Mitch Buccannon hace mucho tiempo que no levanta cabeza, que ha dicho adiós al artificial y efímero universo del estrellato. Al pobre espécimen sus hijos le graban videos en los que come hamburguesas directamente del suelo. Cría cuervos. Ha llegado casi tan bajo como Andrés Pajares, ese mito viviente que merecía el Oscar en joyas del séptimo arte como “Los liantes” o “Los bingueros”. Aunque éstas son unas decadencias mucho más dignas que la de caraduras como Ángel Acebes o la del fenicio sinvergüenza David Taguas. Colgar por el escroto a estos dos comediantes sería poco, habría que cometer con ellos asesinatos rituales. Estos dos personajes de la farándula política deberían de unirse en santo matrimonio en Chueca (por pura hermandad en su desvergüenza). Su enlace conyugal debería imitar al que han perpetrado hace unos días Lou Reed y Lorie Anderson. Éstos dos viejos rockeros del Soho neoyorkino son la muestra más fatal de que todo es mentira, de que lo bueno se acaba y de que las canas hacen que la razón venza inexorablemente en el juego de equilibrios de la lucha-baile de la vida.

Y es que se dice, se comenta, se rumorea, que el Rock and Roll es pura falacia, que no es ni la sólida roca ni la cálida tumba sobre la que podemos bailar seguros. Ni la más profunda untersuchung nos hace encontrar un rinconcito en el que descansar lejos de ese noventa y nueve por ciento de idiotas inconscientes. No me extraña que los chacales depredadores les roben y se retiren risueños, con sus impunes bolsillos llenos, a sus palacios de invierno. En buena parte me alegro. Algún día los osos abandonarán para siempre el instinto, se darán cuenta de todo ésto, les entrará el canguelo y no saldrán de sus oseras ni para mear sobre nuestros sucios bulevares. No volverán a canturrear fly away

gachas@excite.com

Anuncios

~ por Joputa en mayo 8, 2008.

5 comentarios to “Real Grund”

  1. Yo pensé que el Obama era ma´s guapete. el video de la hamburguesa del vigilante de la playa era impresionante, que bien lamía el suelo. que hijos más mamones.

  2. Llegada esta época yo también tengo la nariz entaponada de la alergia, sobre todo a veces, provocado por el picor que me produce la sociedad. El día en que los osos comenten el partido del Barça será muy grande ese día. Viva los osos pardos del norte de España!! (Yo en mi infancia era socia de la sociedad protectora del oso pardo de Asturias, me has tocado la fibrita sensible…)

    Saudiños

  3. A mí lo del coche fantástico también me hizo hervir la sangre, a mí que además soy un afrancesado convencido.

    Un poste de diez, tío!!

    Y lo de los osos pardos me acaba de inspirar un nuevo tema.

    la cosa está jodida, el rock está en manos de cuatro pijos… pero aún quedan esperanzas:

  4. Eso de que los comentaristas estén representados con figuritas o caretos es una de las consecuencias de pertenecer al género de macho que babea con culos y tetas bajo el canon de belleza 2008 (dónde estará la tetilla, dónde estará la tetilla). Hay algo que me consuela de ser originaria de la periferia occidental nosotros pertenecemos al 8 de julio de 1808.

  5. Leí el artículo de El País, Visca Catalunya!! jajaj cómo me reí…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s