Huyendo de la caspa navideña

mapageorgia.jpgYa van pasando estos asquerosos días festivos, menos mal. Son esos días en los que sueño con marcharme a tomar viento fresco al estilo Sarkozy en las pirámides, largarme a dar una vuelta en peregrinación hacia Gori a poner flores sobre la tumba del apóstol José pasando por las playas de Batumi a remojarme un poco el culo dentro del mar ennegrecido. Ya dije en un post anterior, y me reafirmo con creces, que el año no comienza en enero, sino en septiembre. Este año nuevo en enero no es más que una patraña enfermiza para obligarnos a comer chocolate caliente con churros tras la borrachera obligada para entrar en calor.

Son fechas para los buenos deseos aderezados por un paisaje apocalíptico de sucesos luctuosos, de bombas por doquier y de magnicidios al más puro estilo del cine gore. Al menos, ente la jungla de basura publicada por los periódicos, sobresale algo bueno: los sucios arquitectos Grassi y Portaceli sufrirán el escarnio de que tiren su esperpéntico teatro exromano remodelado en Sagunto. Después de las invasiones bárbaras la reedificación de ese espacio por estos dos ínclitos personajes fue el mayor insulto que ha sufrido tan noble y sanguinario pueblo en toda la historia. Es el mejor ejemplo de que si se unen políticos pesebreros, vease Joan Lerma y compañía, con gilipollas que han cursado seis años de carrera se puede llegar a los límites máximos de la estulticia y la bajeza moral.

Grassi y Portaceli deberían ser condenados al destierro y pasar sus últimos días en lugares agradables, como Karachi o Islamabad, sitios apropiados para pasear tranquilo y ensoñar grandes proyectos arquitectónicos cubriendo los agujeros que en el paisaje va dejando la dinamita de los suicidas. ¡Oh! Pakistán, esa especie de pesadilla Kafkiana de la que actualmente penden los hilos del equilibrio planetario, ese lugar de pesadilla absurda en el que un adolescente imberbe de dieciocho años podría ser el próximo presidente de gobierno; ese rinconcito habitado por el espíritu siniestro de Zia ulhaq y los vástagos vengadores de Alí Bhutto.

Mientras en Pakistán se ponen bombas, en Madrid, donde tanto nos gusta imitar hasta los gestos más reprobables y sucios, los limpiadores fundamentalistas del metro vuelcan papelerasy vierten aceites resbaladizos en el suelo para que se lesionen el menisco las ancianitas. Esperanza Aguirre no coge el metro estos días para no herirse la pituitaria, se ha negado en redondo y se ha alquilado un Rolls para desplazarse. Los huelguistas son gente muy mala, no cabe duda. Debería ilegalizarse el derecho de huelga al mismo tiempo que se condene a ANV. De paso, y por hacer un servicio a la humanidad, que prohiban también publicar truños a Zoé Valdés (http://www.elpais.com/articulo/opinion/podemos/olvidar/Marie/Trintignant/elpepiopi/20080102elpepiopi_12/Tes). La cubana dice en este artículo que cito que Cantat es un mal imitador de Jim Morrisson, y que matar a su mujer le ha servido incluso de publicidad. Todo lo que usted quiera, pero a mí sus libros sólo me sirven para limpiarme el ojayo. Opiniones hay tantas como cuartos traseros y gluteos.

A Juan Carlos I también se le veía muy indignado esta nochevieja. Estaba el hombre hasta los testículos de aguantar a desagradecidos, aunque quizás también estaba harto de compartir catre, mesa y macarrones con esa parienta con cara pequinés con la que se desposó por interés dinástico hace ya casi una eternidad. Pues bien, el Borbón cogió su atillo y se largó sin decir ni mu a Afganistán a darse un paseíco, a ver si le dejaban comerse las uvas y tomarse unos pelotazos en paz. Ese día almorzó con la soldadesca (una masa de mercenarios sudamericanos al servicio del sueldo mínimo que paga el estado español, no nos engañemos) y, a los postres, estos proletarios del fusil, quizás embriagados por el vino Don Simón, le estamparon una cerrada ovación en su endogámica cara. El monarca soltó unas sinceras lagrimitas y pensó hacia sus adentros en lo que haría con Jaime Peñafiel y Jiménez Losantos si obtuviera un poder omnímodo como el que ostenta el admirable Pervez Musarraf. Para amenizar la velada se enchufó un karaoke portátil y, animado por el ministro de defensa, Juan Carlos se arrancó a cantar esta preciosa copla:

No me propongo destino,
No quito puestos a nadie,
Porque mi puesto es el aire,
Como el olor del buen vino

Sabiendo que nunca es tarde,
Mi pie siempre en el estribo,
Y cada paso que piso,
Un paso menos que dar,
El caso es andar,
El caso es andar

No me pertenece el paisaje,
voy sin equipaje por la noche larga,
Quiero ser peregrino por los caminos de España,
Quiero ser peregrino por los caminos de España

Anuncios

~ por Joputa en enero 2, 2008.

Una respuesta to “Huyendo de la caspa navideña”

  1. Cantat es un auténtico hijodeputa. Me la pela totalmente que tenga una canción mediodecente en alguno de sus discos que a ti te guste. ¿Y qué? Ese pedazo de cabrón fue tan machote como para cargarse a su pareja a ostias y lo que es por mi, debería pudrirse en la cárcel, que es lo que se merecen todos los machos cabrios como él que andan sueltos por el mundo. Y por cierto, estoy de acuerdo en que antes de cargarse a la Tringtinant, a este tipo le conocían tres gatos. Que le vamos a hacer, el mundo de la música es así. La música es casi siempre lo que menos importa. No hay más que ver las listas de ventas.

    Y si realmente quieres que alguién le haga un servicio a la humanidad, vete a uno de sus conciertos y devuélvele los golpes que le atizó a su mujer, luego le dejas apartadito en una esquina a ver si se desangra y la palma, a su estilo, y así tenemos un capullo menos en el mundo. Después te vuelves para casa y te grabas 100 veces en el reproductor mp3 “le vent nous porterá” en su memoria. Y luego si quieres hablamos de Zoe Valdés y de la Medeiros, que, que yo sepa, no han matado a nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s