Raikonen es como “El Jaro”

Y Fangio, ¿qué opinar�a de todo ésto?El bien y el mal. Godzilla contra Lodan. El cretino contra el niñato. El cabezón contra la sombra. ¿No creéis que ya está bien de esta lucha, que no son más que dos mierdas al volante de un cochecito? Ufff, qué martirio de Formula 1. Hasta yo mismo, odiador empedernido de pilotos, me he visto imbuido estos días por la terrible lucha sin sangre del imbécil integral de Alonso y el soplapelotas de Hamilton. Me gustaría que estos dos gachós intentaran sobrevivir trabajando de transportistas en el Madrid de la hora punta y la M-30, negociando los túneles acosados por conductores ecuatorianos sin carné ni seguro a terceros, agobiados por no llegar a casa antes de que la parienta se acueste embriagada por el sueño de Morfeo y se esfume el kiki de esta noche. Me encantaría que tuvieran que sortear los socavones constantes de los madriles, sus eternos atascos, la gilipollez de sus masas al volante y de sus agentes de movilidad. Madrid si que es un circuito cabrón, pejiguera y peligroso.

Al final, nuestras oraciones fueron escuchadas. El constante tesón de estos dos imbéciles, su infinita escalada en méritos para saber quién padecía una superior idiocia, dio los resultados apetecidos. El Quietismo al que se habían afiliado, accediendo al olimpo del dios Mclaren, provocó una reacción inusitadamente justa del altísimo, oh nuestro señor. Los dos patanes, con su asqueroso endiosamiento, se apartaron demasiado de la realidad, dejaron que sus pies se levantaran en exceso del suelo, e imitando a Miguel Moliner en su juicio inquisitorial, fueron condenados al descrédito, al ridículo. Ridículo para dos tíos ridículos. Y Chillaron como San Juan de La Cruz en su “Noche oscura del alma”: “cesó todo y déjeme”, y se dieron el hostiazo. Mil gracias Kimi (Raikonen).

yomismom2.jpgNos encantan estos duelos al sol que emulan guerras, no en vano crecimos viendo películas de vaqueros los sábados después de comer. Nos sentábamos como lapas delante de la tele en blanco y negro, admirábamos a Pipi Calzaslargas y luego nos cascaban una película ultraviolenta de John Ford o de Pekimpah. A las seis y pico, hora a la que acababa el film, salíamos a la calle y nos pegábamos de hostias con los de la calle de al lado, con la sensación del deber cumplido. Eran los tiempos en que no existía el skate, ya que montábamos en monopatín. Nuestros padres nos llevaban de vacaciones en interminables viajes a lomos de su Seiscientos, de su 850 o de nuestro Simca 1000, cargados hasta arriba de maletas e incluso de la jaula del canario de turno. No se había inventado el cinturón de seguridad ni teníamos que ir atados en afeminados asientos especiales. Ni siquiera se había inventado el ventilador eléctrico en el motor, y cada dos por tres se quemaba la culata. Pero daba igual, todo tenía solución, porque detrás de cualquier esquina había un santo con las uñas de luto, eternamente negras, que por cuatro perras te arreglaba en su taller hasta a la parienta si era menester.

Cuando en la puta calle alguien nos ponía un ojo a la virulé en casa no nos llevaban a urgencias. No visitábamos un hospital a menos que nos estuviésemos desangrando. Simplemente nos animaban a que, sin rencores, practicáramos el ojo por ojo al día siguiente, o en su defecto el diente por diente. Y jugábamos a escalabrarnos unos a otros con piedras. Y había calles que no podías cruzar para no invadir el territorio contrario. Y si alguien era más fuerte que tú sólo te quedaba correr más que él. Y no existían los ordenadores, sólo el Spectrum 48K. A Fernando Alonso le hubiésemos partido la cara en cuanto hubiese aparecido a la vuelta de la esquina con su Kart de niño pera. Era mucho mejor el Jaro con su 1430, con su querida loca, quemando cunetas por el lado salvaje de la puta vida.

Anuncios

~ por Joputa en octubre 23, 2007.

2 comentarios to “Raikonen es como “El Jaro””

  1. ¿Y el gafas de abajo?????

  2. El Lou red es un plomazo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s