“Snob Art” con palomitas

Wong filmando a su vecina del quinto en pelotas. Hace ya bastante tiempo que me niego a ver películas de Zang Yimou. La supuesta sensibilidad del cine chino-oriental no me llega, no sé por qué. Al menos Wong Kar Wai es un caradura reconocido por él mismo, y no duda en decir que sus gafas de sol esconden a la persona real, y que él, como director de cine, no es más que un personaje que ha creado para gusto de las masas adoradoras de mitos y modas chic. Los dadaístas que ataron el pincel a la cola del burro para que pintara un cuadro al espantar moscas están de enhorabuena. Si en su época un viajero del tiempo les hubiera regalado una cámara seguramente hubiesen rodado en un fin de semana la precuela de “2041”, y prácticamente sin despeinarse. Personalmente me gustaban más obras de arte como el urinario expuesto por los dadá en una lujosa galería con el título “fuente”, más que nada por su utilidad, sobretodo si te dan ganas de mear al asistir a alguna exposición con algún acompañante pesado, de esos que se pasan media hora mirando un cuadro para captar su alma y su razón ontológica.

Hay un curioso fenómeno extransensorial que ocurre cada semana en el cine. Al acabar la película la gente se queda a leer los títulos de crédito escritos en chino cantonés, mandarín o manchú. Sus conocimientos lingüísticos me encocoran. Es como si Toni Camo hubiera resucitado, los hipnotizara y les ordenase que siguieran pegados como lapas a las butacas. Las películas en versión original china deben contener mensajes subliminales en fotogramas ocultos que hacen que la gente se vuelva insoportablemente esnob y, por qué no decirlo, un poco gilipollas. Las palomitas consumidas en enormes cubos contenedores deben atascar no sólo su tracto intestinal, sino el riego cerebral, produciendo trombosis irrecuperables e idiocia.

Las huestes de la teorética de base compran ahora vasos de Coca-Cola en polvo de dos litros en los baretos de los cines. Puede que sea un signo más del Apocalipsis.

Anuncios

~ por Joputa en junio 2, 2007.

18 comentarios to ““Snob Art” con palomitas”

  1. No sé que me pone menos si alguien extenueado durante horas ante un mural de o un desconocido haciéndose una paja delante del inodoro. Sea dadadadísmo, nihilismo, surrealismo o gilipollismo y lo que quieras. Todavía no he podido ver la útima de zang ni tampoco la última de wong pero seguro que seré uno o una de los que pagará la entrada de cine para ver sus últimas pelis. Porque me pone la estética de wong, me pone la estética de yang. No sé si es snobismo cool asiático, no lo sé porque no soy una versada en filosofía oriental, cine oriental, arquitectuta oriental, literatura oriental,…. Me aburren las discusiones habituales entre amantes del ARTE, o treintañeros licenciados cultivados en nuestras universidades, pero me pone los movimientos de la cámara de wong, la fotografía preciosista de yang, la ausencia de diálogo sólo roto para decir lo necesario, sólo lo esencial, la musíca añeja que estremece a mi madre. Quizás son las historias de amor con finales trágicos, el amor a los desencuentros, a lo que podría ser y sólo queda. Queda para ser creado, transformado, roto en mis sueños, mis historias a la carta. Me pone los personajes inventados por wong. No quiero héroes cotidianos, esos que nos encontramos todos los días y la mayoría de nosotros abandonamos con desdén, no, me pone el romanticismo de wong porque pertenece a mi mundo imaginario donde aman, hieren, mueren mis trágicos personajes. No pertenezco a esa minoría universitaria que discute durante horas sobre “la última de”, o que resiste minutos, horas deleitándose en exposiciones vanguardistas. Si me invitas a ellas seré de los primeros en entrar y salir por la puerta. Pero me pone wong, me pone… aquellos ojos verdes de mirada serena que nunca encontré. Pero en mi lecho reservo un hueco a la heroína o al héroe ordinario que alimenta mis apetitos carnales en el mundo real que me tocó soportar.

  2. lo de ver los créditos en chino es porque esconden un mensaje cifrado que sólo algunos gilipollas son capaces de descifrar. También los incluyen en algunas ráfagas de salsa rosa; medio país es capaz de descifrar mensajes supra-trascendentales de algunos de sus contertulios y se quedan con la misma cara que Hasselbaink al bajar a segunda

  3. Sin que sirva de precedente voy a contestar a estos dos comentarios.
    1. Para la Conchitas locas: si es el caso de que en la invernal Cape Town estrenan la de Dito Montiel (A Guide to Recognizing Your Saints) vete a verla y deja a Wong y a Zang con su fábrica de urinarios. Espero que no tengamos que ir a rescatarte de las zarpas del rey de Swazilandia…. We miss you Petxines, si lees esto.

    2. Señor Homus Archeniensis, usted que es profesor de masters universitarios debería saber que la palabra latina “homus” no existe, sino que creo que en su nick debería poner “homo”. Sería más correcto gramaticalmente y definiría a la perfección su sexualidad (al compartir raiz con otras palabras que ya se imagina vos).

  4. Mira quién habla, la última película china que fui a ver contigo, de Zang Yimou precisamente, te quedaste como un pasmarote hasta la última letra china, cabrón. Fue en el renoir de plaza españa, el del pasillo. Me acuerdo perfectamente porque luego me burlé de vosotros por vuestro sublime papanatismo progre intelectualoide.

  5. jejeje. A tí lo que te jode es que nunca pudiste tomar Kamchatcka y, sin embargo, fuiste exterminado del mapa del sagrado juego un par de veces (la mayor deshonra que un ser humano puede sufrir). Pero es lo que ocurre por ser del pAteti, que se contagia a todas las facetas de la vida. Y encima os dedicais a pintar en los puentes de la M-30 grafitys contra la familia Gil, a quienes debeis vuestra sucia existencia actual, pero al fin y al cabo existencia, porque sin ellos habríais desaparecido hace tiempo. Que os manden pronto a la Peineta, que tengo ganas de que te tragues aún más atascos, y seguro que no ponen ni asientos, os harán sentaros en el talud de hierba y llevar bolsas para caca y tendreis que excretar en la grada y recogerlo, estilo canino.

  6. homus nabo grandiosus ¿a mí qué cojones me importa?. Anda y que te jodan con una estaca astillá!!!

  7. era su verdadero nombre

  8. .

  9. No sé que me pone menos si alguien extenueado durante horas ante un mural de o un desconocido haciéndose una paja delante del inodoro. Sea dadadadísmo, nihilismo, surrealismo o gilipollismo y lo que quieras. Todavía no he podido ver la útima de zang ni tampoco la última de wong pero seguro que seré uno o una de los que pagará la entrada de cine para ver sus últimas pelis. Porque me pone la estética de wong, me pone la estética de yang. No sé si es snobismo cool asiático, no lo sé porque no soy una versada en filosofía oriental, cine oriental, arquitectuta oriental, literatura oriental,…. Me aburren las discusiones habituales entre amantes del ARTE, o treintañeros licenciados cultivados en nuestras universidades, pero me pone los movimientos de la cámara de wong, la fotografía preciosista de yang, la ausencia de diálogo sólo roto para decir lo necesario, sólo lo esencial, la musíca añeja que estremece a mi madre. Quizás son las historias de amor con finales trágicos, el amor a los desencuentros, a lo que podría ser y sólo queda. Queda para ser creado, transformado, roto en mis sueños, mis historias a la carta. Me pone los personajes inventados por wong. No quiero héroes cotidianos, esos que nos encontramos todos los días y la mayoría de nosotros abandonamos con desdén, no, me pone el romanticismo de wong porque pertenece a mi mundo imaginario donde aman, hieren, mueren mis trágicos personajes. No pertenezco a esa minoría universitaria que discute durante horas sobre “la última de”, o que resiste minutos, horas deleitándose en exposiciones vanguardistas. Si me invitas a ellas seré de los primeros en entrar y salir por la puerta. Pero me pone wong, me pone… aquellos ojos verdes de mirada serena que nunca encontré. Pero en mi lecho reservo un hueco a la heroína o al héroe ordinario que alimenta mis apetitos carnales en el mundo real que me tocó soportar.

  10. alguien me puede explicar si esta pagina tiene coneccion automatica con otras?

  11. eres

  12. Esta página tiene conexión directa con el planeta Ummo, de hecho yo soy ummita. yhu yhu, eeeennnnn Christopher…

  13. bnot gr..

  14. me despido de ti

  15. ya no

  16. area dramatica, teatro y cine . Actores contemporaneos : Marcela Trujillo, Armando Solis , Hetor Parra. Nueva era en cine chilenodiriguido por Pedro Soublette

  17. te amo

  18. mi amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s